Comunicado: Violencia política, ¿asunto de género?